Páginas

domingo, 16 de septiembre de 2012

Verdadero sufrimiento.

Ayer cambiando de canales en la tele me pare en uno que hablaba sobre la labor de unas monjitas enfermeras  en Filipinas y pude ver unas imágenes que perduraran mucho tiempo en mi memoria .
Era un bebe de seis meses que sufría hidrocefalia y sus padres no solo no  tenían dinero para tratarla,tampoco tenian para paliar su sufrimiento.
Su cabeza era tres veces su cuerpecito, apenas se distinguían ojos boca nariz,reconocías que era humana por sus manitas y piernecitas de lo contrario no hubiera sabido que estaba viendo.
Se que todos hemos visto imágenes dantescas de niños sufriendo por hambre o enfermedades pero lo que vi ayer me removió tanto mentalmente que despues de dos dias sigo compungido y necesito compartirlo .
Ver como la hermana levantaba suavemente su cabecita para curar las llagas que tenia en la nuca y a la vez como lo  consolaba  de sus lloros junto a la impotencia de la madre que apenas podia presenciar el sufrimiento de su hija fue una tremenda y dolorosa  realidad.
Es la primera vez que me alegre al leer los subtítulos donde decía que un mes mas tarde fallecio liberandose asi de un sufrimiento agónico sin solucion .
Que mujeres tan compasivas , entregadas y amorosas eran aquellas hermanas.